Los manantiales de Ulaca o cómo llega el agua hasta la cima del monte

El granito es una roca poco porosa y por tanto no permite la circulación de agua. Sin embargo, su fracturación o porosidad secundaria hace que puedan surgir manantiales en lo alto de los montes, como los que hay en el cerro de Ulaca, dentro de lo que fue la gran ciudad de los vetones.