Reconstruyendo el paisaje a partir de un puñado de arena

Cuando nos detenemos a contemplar un paisaje, nos preguntamos cómo se formó el relieve que observamos. Intuimos que las llanuras, valles y montañas debieron originarse por la acción lenta pero continuada del agua, el hielo o el viento, que arrancaron materiales de un sitio para reubicarlos en otros. Pero, ¿dónde fueron a parar? Podemos deducir que viajaron hasta un lugar tranquilo donde el agua, el hielo o el viento perdieron su energía, depositándolos en forma de sedimentos (arcilla, limo, arena o grava) en una depresión del terreno o tal vez en el mar. Y así, paso a paso, construimos las nociones de erosión, transporte y sedimentación.

Geomorfología del Valle de Amblés

El valle de Amblés es una cuenca sedimentaria de origen tectónico, formada en el periodo Terciario. Su relieve plano es testigo de un proceso de colmatación con sedimentos procedentes de las elevaciones adyacentes.

Los manantiales de Ulaca o cómo llega el agua hasta la cima del monte

El granito es una roca poco porosa y por tanto no permite la circulación de agua. Sin embargo, su fracturación o porosidad secundaria hace que puedan surgir manantiales en lo alto de los montes, como los que hay en el cerro de Ulaca, dentro de lo que fue la gran ciudad de los vetones.

Organismos que colonizan los granitos: la liquenometría

Los líquenes que colonizan los granitos tienen su utilidad dentro de la geología, que emplea una técnica de datación denominada liquenometría en campos de estudio como los riesgos geológicos, estudios sobre variaciones climáticas, la geología del Cuaternario…

Pilancones Vs Marmitas de gigante

Las formas circulares que se encuentran con frecuencia en las zonas altas de las regiones graníticas son los pilancones y pueden ser confundidos con las marmitas de gigante, aunque son estructuras que tienen orígenes distintos.

Marmitas de gigante

Las marmitas de gigante son cavidades erosivas en los cauces de los ríos que se generan por la acción de las corrientes fluviales.

Fracturación y paisaje: fallas y diaclasas

Las fallas y diaclasas facilitan el desarrollo de los procesos erosivos. Con el tiempo, estas fracturas pueden quedar muy marcadas en el paisaje, condicionando el relieve a todas las escalas.

Las formas del granito: el berrocal

Los granitos que observamos hoy en día en una parte importante del paisaje de la provincia de Ávila se formaron hace decenas de millones de años. Sin embargo, el paso del tiempo y la acción de los elementos provoca que su aspecto actual sea muy distinto al original.