Geología en 3D con un estereoscopio casero

La estereoscopía es una técnica que permite crear la ilusión de profundidad y relieve mirando con ambos ojos dos imágenes iguales a través de un estereocopio. En este artículo te mostramos cómo construir un estereoscopio casero por menos de 10€ y cómo usarlo sin necesidad de conocimientos previos.

Las calcretas laminares de Viñegra de Moraña

Las calcretas son acumulaciones de carbonato cálcico producidas en las raíces de las plantas y que permanecen como vestigios de su actividad incluso mucho tiempo después de la muerte de la planta. Son un excelente indicador paleoclimático ya que suelen aparecer en regiones áridas o semiáridas.

El paisaje de La Moraña. La geología invisible

La forma plana general de toda la comarca de La Moraña responde a un fenómeno de gran alcance geográfico relacionado con lo que los geólogos denominamos la cuenca sedimentaria neógena del Duero, que es diferente a la actual cuenca hidrográfica. Esa cuenca se rellenó hasta arriba de sedimentos dejando una superficie muy horizontal, que en épocas más recientes se ha ido erosionando ligeramente dejando algunos cerros aislados llamados “cerros testigo”.

Reconstruyendo el paisaje a partir de un puñado de arena

Cuando nos detenemos a contemplar un paisaje, nos preguntamos cómo se formó el relieve que observamos. Intuimos que las llanuras, valles y montañas debieron originarse por la acción lenta pero continuada del agua, el hielo o el viento, que arrancaron materiales de un sitio para reubicarlos en otros. Pero, ¿dónde fueron a parar? Podemos deducir que viajaron hasta un lugar tranquilo donde el agua, el hielo o el viento perdieron su energía, depositándolos en forma de sedimentos (arcilla, limo, arena o grava) en una depresión del terreno o tal vez en el mar. Y así, paso a paso, construimos las nociones de erosión, transporte y sedimentación.

Humedales en tierras de labor

Las lagunas de La Moraña son de tipo endorreico. El agua de estas lagunas procede de la lluvia y no tiene salida hacia ríos o lagos ni se infiltra apenas hacia capas subterráneas, ya que se sitúan sobre arenas dunares que tienen debajo rocas de baja permeabilidad. Cuando se desecan dejan zonas denominadas saladares o salobrales.

Un mar de dunas en La Moraña

El mar de dunas de La Moraña se formó hace tan solo 11.600 años, coincidiendo con el evento de enfriamiento climático global conocido como Younger Dryas.

Descubrir los cinturones de dunas de Ávila

Combinando los datos de imágenes de satélite y los programas de Sistemas de Información Geográfica (SIG) podemos descubrir los cinturones de dunas periglaciares de La Moraña. Son difíciles de ver a simple vista, ya que se encuentran escondidos parcialmente bajo los pinares.